El licor mas enigmático, lejos del cualquier otro es La Absenta. A priori, sólo posee un alto contenido alcohólico y un sabor similar al anís. Entonces, ¿Qué secretos guarda? ¿Es legal venderlo o está prohibido?, ¿por qué? ¿qué tiene de especial?

En las películas sobre Europa del siglo XIX aparece siempre algún personaje bebiendo un licor verdoso. En las pinturas de Picasso y Manet, como por ejemplo "El bebedor de absenta", ese óleo impresionista del año 1858 que nos regaló Edouard, también. La duda es: ¿qué pasó con el ajenjo? Fue prohibido porque decían en Francia que era perjudicial para la salud, y que ocasionaba borracheras espeluznantes. Pero ¿qué hay de cierto en esto?

Como dicen los Redondos (filósofos urbanos de nuestro tiempo) "Falopas duras en tipos blandos ahuecan corazones". Muchas veces se le echa la culpa al instrumento y no al músico. Es verdad que La absenta tiene sustancias psico activas, en sus florecitas amarillas hay terpeno tuyona, una sustancia amarga que según los antiguos servía para curar espasmos o la falta de apetito. El problema es que en mentes perturbadas, el ajenjo, pasa de ser un arbusto inofensivo a ser un componente que desencadena alucinaciones terribles. En cambio Para Ernest Hemingway era una "alquimia líquida que cambiaba las ideas", para muchos otros también potenciaba la creatividad.

El tema merece más dedicación, así que si a los lectores les interesa, más adelante haremos una segunda nota al pie sobre el tema.

La absenta, resumiendo, fue inventada en 1792 por el Dr. Pierre Ordinaire. Fue la bebida más popular en Europa del siglo XIX y ahora vuelve a tener adeptos en New York, Londres y Berlín. Su apodo fue La feeveer y estuvo siempre asociada a la magia, a la mitología y a lo místico. En España se consigue la "Absenta Montañà" que conserva la fórmula original. Cuesta alrededor de 20 euros. Para algunos no es más qué un licor hecho con varias plantas mediterráneas, principalmente ajenjo, anís e hinojo. La pueden beber sola o con agua, mezclada o pura, es un buen aperitivo gracias a qué es muy seco y aromático. Aunque para otros...