Las cooperativas Viña Almirante, de Portas, y Jesús Nazareno, de Valdeorras, han protagonizado una operación histórica en lo que a venta de vino se refiere. Ambas empresas, pertenecientes a dos denominaciones de origen diferentes, han aunado esfuerzos para vender, en un único pedido, cincuenta mil botellas de vino. La cantidad supone el doble de lo que toda la denominación de origen Rías Baixas comercializa en este país sudamericano en un año. «É a operación máis grande feita no estranxeiro con viños de calidade», explicó José Estévez, de Viña Almirante.

La operación comenzó a fraguarse hace ahora cinco años, después de que las empresas participaran en Expovinis, la feria del vino más importante de Brasil. Allí entraron en contacto con el club del vino de Latinoamérica, que tiene 25.000 socios y la sede en Sao Paulo. «O mercado latinoamericano está copado polos países produtores de viño, coma Chile e Arxentina», añade Estévez. Pero allí han conseguido hacerse un hueco Viña Almirante y Jesús Nazareno. Es la primera vez que estas dos cooperativas se alían en una venta «que ha logrado batir todos los registros aduaneros», sostiene Alfredo Vázquez, de Jesús Nazareno.

La operación se ha cerrado con el club del vino, que llevará a cabo una importante campaña de promoción. Viña Almirante y Jesús Nazareno protagonizarán un reportaje en la publicación del club, «que chegará aos 25.000 asociados», añade Vázquez. Los vinos saldrán al mercado emparejados, estuchados de dos en dos. Tras este primer envío grande, «haberá continuación de pedido en función da rotación do produto», añadió Estévez.

Ambas cooperativas esperan que esta operación sea solo la primera de muchas en el mercado brasileño y confían en que su trabajo sirva «para poñer unha punta de lanza nese mercado» y para poder «aumentar as ventas de viño galego neste país».

Para alcanzar el acuerdo, ambos caldos han tenido que superar rigurosos controles y una serie de catas muy duras. Las dos marcas están llamadas a hacer historia. «Este é o terceiro viño branco que entra neste club e é a primeira vez que entra un mencía», explica Estévez. Y eso que, concluye, la entidad está acostumbrada a comprar vinos por todo el mundo.

Fuente: La voz de Galicia.