El éxito del concurso para obtener el mejor trabajo del mundo ("The Best Job in the World") fue tan grande que una bodega californiana decidió promocionar sus vinos con un certamen similar.

Ni lerdos ni perezosos, los propietarios de la bodega Murphy-Goode, ubicada en el valle de Sonoma, California, lanzaron su propia versión del promocionado certamen, con otra oportunidad de ganar mucho dinero de manera muy placentera.

Quien resulte seleccionado deberá degustar los vinos de Murphy-Goode y diseñar una campaña de promoción de la bodega y sus vinos en Internet y a través de las múltiples redes sociales que existen (Facebook, YouTube, Flickr, Twitter, etc.).

El trabajo es por 6 meses, con una remuneración de US$10.000 por mes, más alojamiento y comidas. El 5 de junio de 2009 cierra la inscripción para el concurso.