El grupo Pago del Vicario posee en Almería sus vinos 1500 H y 1500 H Pinot Noir, dos vinos de altura en el doble sentido, ya que están elaborados a partir de uvas procedentes de un viñedo a 1.500 metros de altura en la sierra de Gádor, pegados al Parque Natural de Sierra Nevada y, por otro lado, con la altura de miras que da el hecho de poder vinificar uva de un entorno privilegiado y exclusivo, ubicado en la localidad de Fondón.

Con una extensión total de 60 hectáreas y una superficie de 7 hectáreas de viñedo con las variedades Pinot Noir (2,2 hectáreas), Tempranillo (1 hectárea), Cabernet Sauvignon (0,6 hectáreas) y Merlot (2,9 hectáreas).

1500 H, coupage de Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir, es un tinto de nariz mediterránea y boca atlántica con 12 meses de crianza en barrica francesa que ya está disponible en el mercado. Destaca en él una nariz con fruta compotada que contrasta con una boca fresca con toques salinos. 1500 H Pinot Noir es uno de los escasos monovarietales de Pinot Noir elaborados en España en el que predominan las notas especiadas típicas de esta variedad y que tiene mayor intensidad de color que los Pinot Noir franceses. Ambos proceden del viñedo más alto de la Europa Continental, situado a 1500 m de altitud en la Sierra de Gádor, dentro de la Alpujarra Almeriense.

De esta forma, el grupo se integra en el prestigioso club de los vinos de altura que encabeza en el continente europeo. La finca cuenta con 25 hectáreas de árboles frutales tales como almendros, nogales y cerezos y 28 hectáreas de monte en las que abundan los pinos.

Los suelos son de textura franco-arcillosa, con piedra filita o launa (de tonalidad morada). El clima, dada su proximidad al Parque Natural de Sierra Nevada, es bastante fresco con temperaturas que oscilan en verano entre los 15 grados de la noche y los 28-30 grados del mediodía, mientras en invierno el frío se adueña del paraje que sufre temperaturas entre un máximo de 8-10 grados y mínimas de 2-6 grados bajo cero, con nevadas que, al menos, caen unos 15 días y que en años fríos mantienen el manto de nieve durante cerca de tres meses.

La cosecha media por hectárea asciende a 5.000 kilos por hectárea en unos viñedos que cuentan con una edad media de 15 años.

La finca recibe agua procedente de los deshielos de la zona a través de las galerías subterráneas, minas como se las conoce en Almería, con las que se riegan las viñas, ya que las filtraciones, al ser una zona tan elevada, son bastante abundantes. De esta forma, se cumple con un precepto más orientado a prácticas cuidadosas con el medio ambiente que va a desembocar próximamente en la calificación de los vinos como producto ecológico.