La emergente industria del vino de Granada produce ya un millón de botellas. Dice el refrán, y repiten los bodegueros de Granada, que no hay mal que por bien no venga. En términos de producción, la última cosecha fue un desastre –se ha recolectado entre un 20 y un 30 por ciento menos que en años anteriores–, pero la calidad de los caldos obtenidos es excelente lo que hará que los vinos granadinos brillen con luz propia en el sector vinícola nacional e internacional.

 

Gracias a esta última cosecha, las bodegas granadinas pondrán en el mercado más de 1.300.000 botellas de su mejor Vino de la Tierra. “Este año, gracias a la menor producción, los vinos van a ser mejores. Es un hecho que en la provincia cada vez hay más viñas, de las que, además, se obtienen cada vez mejores vinos. La calidad de la cosecha compensará este año la menor producción”, explica el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Granada, Nicolás Chica.

Pero el optimismo sobre la vendimia de este año, que desde UPA ha sido calificada como “la mejor del siglo”, no sólo se ha puesto de manifiesto entre las organizaciones agrarias. Los bodegueros de las tres principales zonas vitivinícolas de la provincia –la Norte, la de la Contraviesa-Alpujarra y la Suroeste– tampoco dudan en felicitarse por los resultados obtenidos. “Este año vamos a tener caldos muy buenos. La calidad de la uva cosechada ha sido excelente, gracias sobre todo a las suaves temperaturas del verano, que permitieron que la uva madurase muy bien y llegara muy sana a las bodegas”, asegura el presidente de la Asociación de Bodegueros y Viticultores de Granada Suroeste, Horacio Calvente.

Y es que esta temporada, según la presidenta de la Asociación de Viticultores del Norte de Granada, Mercedes Falcón, “se ha obtenido una cosecha muy equilibrada, en la que la calidad y la cantidad de uva han estado bastante compensadas”.

Claro que no todo han sido buenas noticias. Porque en la zona viticultora de la Contraviesa-Alpujarra, las pérdidas, provocadas  fundamentalmente por las tormentas de granizo de la pasa primavera, empañan el balance de los bodegueros. “Hay que reconocer que la uva ha salido muy buena, que los viñedos han dado mejores resultados, pero se ha perdido mucho”, señala el presidente de  la Asociación de Viticultores y Productores de la Contraviesa-Alpujarra, Juan José Castillo. Según los cálculos de UPA-Granada, en esta zona las malas condiciones climáticas llegaron a afectar al 80 por ciento de los viñedos.

Pero hay que mirar hacia delante. Y las perspectivas de futuro de los cosecheros y bodegueros de la provincia no hacen más que confirmar que el sector vinícola granadino afronta uno de sus mejores momentos. Según reflejan las tres asociaciones de viticultores en un documento sobre la situación de la actividad, el potencial de producción inmediato de las bodegas de Granada –que se calcula contando con la superficie total de viñedo no explotado y la capacidad máxima de los depósitos de elaboración de cada bodega– supera las 4.500.000 botellas de vino al año.

“En los últimos años se han instalado en la provincia muchas nuevas bodegas que comercializan sus propios vinos. Esto, junto a los buenos resultados de la última cosecha, demuestra que la dedicación al sector vitivinícola en Granada se ha convertido en una forma de vida viable”, indica el secretario de la Unión de Pequeños Agricultores.

¿Qué vino buscas?

:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. ver nuestra política de privacidad